image
¿CÓMO TRABAJA?

Aunque el “agua dura” natural contiene calcio disuelto y otros minerales, es muy benéfica para los organismos sanos, pero dista de ser apropiada para los sistemas, los equipos y las tuberías empleados para el suministro del agua. El calcio precipitado forma depósitos que se incrustan en las tuberías y en los equipos y dispositivos alimentados por agua, formando una especie de costra calcárea semejante al cemento.

Desde comienzos de siglo pasado se ha tratado el agua con agentes no químicos; no obstante, a menudo los resultados son erráticos e ineficaces . El dispositivo Scalewatcher no se basa únicamente en el magnetismo. Gracias a modernos circuitos integrados y a novedosas técnicas de procesamiento de señales, El Scalewatcher, ya patentado, produce una compleja forma de onda de frecuencia modulada, insignificante si se considera desde el punto de vista de la Fuerza magnética.  Sin embargo, los resultados obtenidos tanto en remover como en prevenir la incrustación hacen que el Scalewatcher se destaque como una alternativa fiable ante los tratamientos con sustancias químicas.

No se produce ningún cambio en la composición química del agua. El cambio físico ocasionado en la forma, el tamaño y el peso de los núcleos de calcio y en los cristales de aragonita que se han formado, hace que pierdan sus propiedades adherentes. En consecuencia, permanecen en suspensión hasta que son evacuados por el efecto de deposición normal del agua. Lo anterior resulta también en un aumento en la tensión superficial y en un aumento de la solubilidad. Por tanto, la capa de cal existente se disuelve fácilmente, siendo evacuada después.




imageSCALEWATCHER



CONTACTENOS
image





image
image